Bienvenido, visitante! [Registro | Iniciar Sesion

Listados para KINES LOS OLIVOS (34)

KINES LOS OLIVOS

KINES LOS OLIVOS,

Al comienzo la relación Gaby era por puntos. Yo le hacía mandados, la iba a dejar y a traer a ciertas fiestas o bien la acompañaba a la casa de alguno de sus clientes del servicio. Después de amontonar suficientes puntos, me daba mi pago en especie. Una relación profesional, o bien aproximadamente. En ocasiones le solicitaba algún adelanto pues había necesidad y jamás afirmaba que no. La llevamos de esta manera por un buen tiempo hasta el momento en que todo se comenzó a complicar. Cuando se implica al corazón ya todo cambia, no es exactamente lo mismo.

Gaby vivía enfrente de mi departamento y se dedicaba a la prostitución fina, con clientes del servicio costosos Kines Los Olivos, pues es una mujer muy preciosa. Dos ojos verdes, pelo castaño largo y buen cuerpo. En el momento en que nos hallamos en el corredor del edificio le pregunté, con un tanto de pena, que cuánto cobraba. Me afirmó una cantidad en dólares americanos. O.K., cuando sea millonario te llamo, afirmé. Ella solo sonrió y me afirmó que si la podía llevar a una celebración en mi carro, que se le había descompuesto el suyo. Está bien le afirmé, mas por lo menos debo ganar ciertos puntos para intercambiarlos después. Seguro, me afirmó, sonriendo nuevamente.

Nos hicimos amigos y supe que era de Iquitos, que tenía unos papás que se habían divorciado, que por haber sido rebelde y haberse escapado con un su novio indigente la habían desconocido; que este novio se había ido con una vieja de dinero y que entonces , sin dinero y sin nada, le dio por aprovechar su belleza acostándose con hombres de dinero. No le iba mal, y además de esto trabajaba por su cuenta, si bien en ocasiones había otras putas que incordiaban y le quitaban clientela. De forma regular los modelos la llamaban para llevársela a sitios turísticos, viajes al extranjero, etcétera Su departamento tenía todos y cada uno de los lujos posibles y ahí asimismo atendía clientes del servicio.

KINES LOS OLIVOS, Tras ciertos favores que le hice, llegó la hora de intercambiar mis puntos. Esa mujer cogía exquisito, la primera vez que entré a su departamento fue esa, y de verdad que me hizo un trabajo profesional. Baile y estriptís, oral, vaginal. Sus pechos firmes coronados con unos pezoncitos rosados y suavecitos, sus muslos atrapadores y potentes, su delicioso aroma de mujer, la piel tan suave, todo recordable. Eso sí, al concluir me solicitó amablemente que me fuera, precisaba reposar y asimismo, al otro día debíamos ir temprano al aeropuerto. Yo me iba a quedar con las llaves de su departamento por cualquier cosa, me dio instrucciones para encender y apagar luces y dejar entrar a la señora de la limpieza.

Conque en ocasiones me salía canje y la pasaba bien. Ella era afable, mas sostenía su distancia, y mientras que no me quejara de los clientes del servicio que llegaban, todo iba bien. Una vez me recuerdo que debí divertir a un usuario mientras que acababa con otro en su departamento. Un tipo gordito y grandote, lleno de joyas y que fumaba un montón. Lo entré a mi departamento, mas me ponía inquieto ese cuate, sobre todo con esa pistolona que tenía al cinto.

Me dio inconvenientes con dos novias esta mi especial vecinita. Yo las aliviaba diciéndoles que estaba ocupadísima siempre y en todo momento y que asimismo, que ni nos mirábamos. Mas ni modo que no aprovechase la ocasión, si estaba buenota la Gaby. Ni de parte de ella ni mía había amor ni nada similar, ni tan siquiera era tan seguido que me la cogía pues debía amontonar suficientes puntos. Si bien en ocasiones había adelantos, eso sí.

Poquito a poco nos hicimos más amigos y me tenía más confianza. Me contaba de los inconvenientes con sus clientes del servicio, de las esposas recelosas que en ocasiones la perseguían. Había un cliente del servicio que pagaba muy mas realmente bien, mas el orate deseaba que lo orinara tras la cogida. Estaban los fetichistas de pies, los que la querían con uniforme de colegiala, los sadomasoquistas. Había una fauna allá afuera de hombres que tenían dinero para abonar sus fantasías más extrañas.

De mi trabajo como laboratorista en una farmacéutica retornaba a las 5 de la tarde, con lo que me quedaba mucho tiempo para atenderla cuando precisaba, por el hecho de que su trabajo era siempre y en todo momento a la noche. Para lograr clientes del servicio iba a las discos y restaurants más costosos. Se movía en otro planeta verdaderamente, uno de clase media no se imagina mucho de qué forma es ese nivel de gente que tiene dinero para tirar. Es otro rollo.

 

[su_gmap address="los olivos megaplaza" class="los olivos"]

Todo estaba bajo control hasta el momento en que una noche vino a mi departamento, llorando. Me contó que se terminaba de enterar que su mamá había fallecido en Iquitos por un accidente de tráfico. Había anulado el par de citas que tenía y me solicitó que fuera con ella a San José para el entierro de su mamá, que no deseaba ir sola y no se le ocurría absolutamente nadie más de confianza que . Alvarito, me afirmaba entre lágrimas, tú eres mi amigo, me tienés que acompañar. O.K., le afirmé, mas tú pagas el pasaje que no tengo.

Prácticamente no paró de llorar en todo el camino. Yo la consolaba entre mis brazos, la calmaba. Le di una pastilla a fin de que no se pusiese muy desagradable por el hecho de que la miré bastante mal. Justo eso era lo que no deseaba, implicarme más con ella, no deseaba cargar con más inconvenientes que los míos, y ya sabemos de qué forma es la cosa: las mujeres preciosas se llevan todo y te dejan vacío si vos te dejás.

En Iquitos, para todos y cada uno de los efectos, fui su novio. Yo tenía buenos negocios, nos habíamos conocido en la universidad. Una de sus tías no fue nada reservada y le afirmó delante de mí, que siendo tan linda, de qué manera no se había logrado un novio guapo y no un indio como este. Ella le sonrió y le afirmó acercándose a su cara, puesto que este indio coge realmente bien, algo que a vos como que te hace falta, tía. La tía puso una cara tan graciosa que nos reímos Gaby un buen rato y hasta nos debimos salir de la funeraria.

La Gaby tras esa vez se puso muy cariñosa, y hasta se hizo una auténtica amiga. Me llamaba seguido y me invitaba en ocasiones a comer o bien al cine. Gaby, le decía yo, a mi me chifla estar con vos y todo, mas ya no tenés que darme las gracias más lo de mi papel de novio de patrañas, ya estamos a mano. Recuerdo que me afirmó entonces, es que descubrí que tú eres el único amigo que tengo, no lo hago por darte las gracias, sino más bien por el hecho de que sin compañía de veras, me muero.

Entonces vine y de imbécil que soy, me acabé de enamorar de la mujer. No me la podía sacar de la psique, al dormir y al despertar pensaba en ella y en sus grandes y sedosos pechos. Hasta en el momento de coger, el encuentro era más emotivo y ya no me solicitaba que la dejase sola. Qué fallo el mío, pensé después, pues el cariño y el apego le duró apenas unos 3 meses y después volvió a la normalidad, ya no deseaba que me quedase con ella por las noches, la relación era nuevamente por puntos. Días una vez que se enfriase todo, desapareció.

La procuré por todas partes, la llamé a los diferentes celulares que tenía, llamé a sus familiares de Iquitos, descubrí con el dueño de su departamento a dónde había ido mas solo afirmó que había dejado el año pagado de antemano y que a él no le interesaba saber solamente. La procuré en centros de salud y prisiones. Lloré y pataleé, en su departamento procuré pistas de a dónde habría podido ir y qué estaría haciendo. Llamé a ciertos de sus clientes del servicio. Le escribí un montón de e-mails de amor que nunca respondió. Pensando en que seguramente la habían matado la procuré en las morgues. Todo eso me hizo muy mal. Me llegué a sentir tan agobiado que una vez prácticamente me maté con pastillas para dormir, si unos vecinos no se dan cuenta y no llaman ambulancia, no estaría acá contando nada. Debí ir a una terapia donde una psicóloga para aliviarme. Tomé antidepresivos por 6 meses ya antes de sentirme de nuevo bien y con fuerzas para seguir la vida. Mas entonces resurgió.

Saludó tal y como si nada, y me afirmó que se mudaría a mi departamento por el hecho de que ya iba a vencer el contrato del suyo. ¿Por qué razón me hiciste esto? le chillé al verla entrar. Ella no respondió, solo me abrazó y me afirmó que no me podía contar en ese instante, mas que era al único que podía asistir, que intentaría cooperar en la casa, y que ya había dejado de ser puta.

En ocasiones deseás tanto que suceda algo que cuando sucede no sabés si es bueno que haya sucedido. Yo tenía a mi amor ahí, mas por alguna razón algo faltaba.

Fuimos en ese tiempo como una pareja de recién casados, se miraba contenta, y poquito a poco me fui acomodando. Jamás pensé que dejase de ser puta, por eso los celos no me dejaban estar apacible. Ella lo entendía y entonces decidió contarme todo, mas me solicitó que prometiese no dejarla al saberlo. Ella se había ido de viaje a México, con un ricachón, mas se había puesto conforme con la mujer de él ya antes. Se irían de viaje con el señor y después la esposa llegaría a localizarlos infraganti para entonces entablar una demanda formal de divorcio. De este modo sucedió, mas como el pobre hombre sufría del corazón le dio un ataque cardiaco al ver a su mujer y en pleno acto sexual, el viejo se quedó bien fallecido. Como era un hombre esencial, se debió armar una escena en la que todo pareciese como una muerte natural. Sus hijos se ocuparon de reparar todo.

La idea original de la esposa traicionada era matar al marido, si bien Gaby no lo sabía al comienzo. Conque las cosas salieron mucho mejor de lo que la esposa pensó. Y de la millonaria cifra que cobraron por el seguro de vida, a Gaby le habían tocado, para adquirir su silencio, dos millones de jugosos y cautivadores dólares estadounidenses. Conque si los administraba bien, sus días de trabajar de puta habían terminado por siempre. Y con quien deseaba compartir la vida era conmigo, que si la admitía pese a su pasado, se quedaría. Ya no deseaba proseguir en ese planeta falso en donde vivía, deseaba una familia, amor y entendimiento. Ya antes de llegar conmigo hasta se había hecho una prueba de sida, que salió negativa.

Sonaba increíble toda esa historia. El hombre enamorado no debe meditar mucho, solo debe actuar, por el hecho de que después puede arrepentirse no con lo que pasó, sino más bien con lo que no pasó, y eso es más horrible. Con lo que decidí creérmela y ser feliz el tiempo que fuera, total, lo más que iba a pasar es que en cierto tiempo se aburriese de mí y se fuera. Mas lo bailado absolutamente nadie me lo iba a eliminar.

De esto que les cuento, hace ya 5 años y 2 pequeños. Gaby pusimos una importadora de artículos de computación y nos ha ido realmente bien. Ella está acá a la par y me afirma que quedó bonito el relato, hasta parecés escritor Alvarito. Yo le digo que aún me semeja increíble tenerla acá junto a lado y que escuché al nene. Ella me abraza y me mira con esos sus grandes ojos verdes, y me da un enorme beso. Me afirma, mi amor, el nene puede aguardar un tanto más

836800-375x500

 

chicas positivas

Hola bb soy diana limeñita piel blankita tengo 18 años recien me inicio en este mundo bb El servicio es amable sin apuros estoy en […]

11535911_1440814096241303_5667830921355812105_n

 

chica diana debutante

Hola bb soy diana limeñita piel blankita tengo 18 años recien me inicio en este mundo bb El servicio es amable sin apuros estoy en […]

494375-500x281

 

kamila norteñita linda

kamila…993173174…señorita de debutante de pechitos grandes y potoncita de bonita figura…jovencita de 18 añitos…muy cariñosa y complaciente. llamame super discreto en plaza norte y mega […]

17264314_1901770793402378_3382915528787359063_n

 

debutantes señoritas

Somos katy & diana, Estamos disponibles de 1 a 10 pm,..somos como nos ves en las fotos.. puedes venir a conocernos a nuestro cuarto en […]

22882307_1485425791543066_612266716_o

 

chica mega plaza los olivos

Soy kamila norteñita bella y muy Caliente de 18 añitos, quiero nuevas experiencias ,me encanta lo que hago, te cuento que recien empiezo en el […]

Página 1 de 71 2 3 7
UA-10709881-1